OTRA FORMA DE ACERCARSE A ÁFRICA - INTRODUCCIÓN -

Todos fuimos niños alguna vez y leímos tebeos cuyos personajes no acusaban el paso del tiempo. Era y sigue siendo, el encanto de la ficción.

..Hechizado por la magia que tal vez surgió de una chistera de papel, he creado a mi propio personaje: ."El Capitán África", que nada tiene que ver con su homónimo norteamericano y que se inspira en un héroe de mi infancia: "El Capitán Trueno". Pero como los tiempos cambian, la hidalguía y caballerosidad propias del primero, mudan ahora en la picardía y socarronería de este nuevo antiheroe con espirítu de "quijote", que emprenderá misiones en su mayor caso imaginarias, por los confines más remotos del África negra.

El Capitán África, son una serie de historietas de aventuras que transcurren en el continente negro, creadas por Miguel Ángel Corvinos y que nace a finales del año 2008 utilizando la técnica de caricaturizar fotografías. En ellas, el protagonista es un antihéroe con un estilo mordaz y satírico, que deambula traviesamente y con ingenua zafiedad por el continente negro, carente del menor sentido del ridículo, en busca de una desafiante misión con la que poder renovar su espíritu de aventura. Y lo hace acompañado de su “incondicional” sirviente, un antiguo áskari (soldado en lengua swahili) al que echaron por vago del ejército de su país y con el que va recorriendo diversos parajes subsaharianos, en busca de esa aventura con la que a veces tropezará por azar y que en otras le resultará esquiva. La ironía está presente en cada una de las viñetas, con humor ligeramente zafio, de tono en ocasiones poco estético y algo grotesco, que no repara en acercarse a lo cotidiano y popular.

El tono cómico de las aventuras o más bien desventuras del Capitán África, se aleja de la seriedad y trascendencia de otros personajes del comic, pues solo pretende divertir y mantener el interés del lector utilizando la técnica más sencilla de entretenimiento, la del sentido del humor, que revela con lógica sutil, lo serio de lo tonto y lo tonto de lo serio, reconstruyendo al mismo tiempo la memoria sentimental de una generación que elaboró su particular mitología en torno a los personajes grandes y pequeños del cómic, cuando con mayor acierto se llamaban tebeos. 

 

Capitán África, marca registrada nº 2946478